Saltar al contenido

Oraciones Virgen de Lourdes

Oh, siempre Virgen inmaculada, Madre de la Misericordia, Salud de los Enfermos, Refugio de los Pecadores, Consuelo de los Afligidos, tú conoces mis necesidades, mis problemas, mis sufrimientos. Mírame con misericordia.

Cuando te apareciste en la gruta de Lourdes, la convertiste en un santuario privilegiado donde dispensas tus favores, y donde muchos sufrientes han obtenido la curación de sus enfermedades, tanto espirituales como corporales.

Acá me tienes, Virgen Celestial, con confianza ilimitada a implorar tu maternal intercesión. Madre mía, haz que se cumpla mi petición.

Trataré de imitar tus virtudes para que un día pueda compartir tu compañía y bendecirte en la eternidad.

Amén.